Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘ecología’ Category

La doble combustión es un recurso técnico empleado en estufas y chimeneas de leña para elevar la eficiencia y contaminar menos. Si consideramos una primera combustión la que se consigue al quemar la leña con un aporte primario de oxígeno, la segunda combustión o “doble combustión” es la que se consigue atacando las partículas y gases residuo de la combustión con un aporte fresco de aire precalentado. De esta manera se eleva la eficiencia energética de nuestra estufa puesto que sacamos más partido del combustible, y se emiten menos partículas al exterior puesto que las quemamos. En un caso ideal, el humo generado por una estufa de doble combustión debería ser casi sólo vapor de agua en su punto óptimo de funcionamiento.

La doble combustión no se debe confundir con los sistemas de limpieza de cristal. Las estufas y chimeneas cerradas incorporan puertas con visión de fuego a través de un cristal cerámico. De un tiempo a esta parte, las estufas y chimeneas disponen de un sistema de barrido de aire en el cristal de la puerta que pretende impedir que los residuos de la combustión se depositen en el cristal y lo manchen. Esto se realiza con un aporte extraordinario de aire, pero no se debe confundir con la doble combustión que es la que se produce en la parte alta de las llamas de una estufa, y no en el cristal.

En este video, se puede apreciar una estufa Scan Andersen 10 a pleno rendimiento con el regulador de tiro abierto. En dos momento concretos, se deja al mínimo el regulador de aire primario, y se ve cómo actúa la doble combustión. Esto se aprecia en 1. las llamas flotantes en la cámara, y 2. las llamas que parecen salir del repartidor de aire de la doble combustión situado al fondo, en la parte alta de la cámara de combustión, debajo del deflector de llama.

Anuncios

Read Full Post »

Las chimeneas abiertas tradicionales de obra abiertas, como la de la foto de la izquierda, ofrecen una eficiencia energética de tan sólo el 15-20%. Con estas cifras es normal que no se considere a la combustión de leña como una fuente de energía eficiente, pero una chimenea como la de la derecha ofrece valores de eficiencia en torno al 80%, unas 4 o 5 veces superior, suponiendo ahora sí, una fuente de energía alternativa y renovable. Esta eficiencia se mejora limitando la fuga de energía cerrando y aislando la cámara de combustión, limitando la entrada de aire y regulando la combustión y el escape del humo. Todo esto se consigue con deflectores de llama, simples o dobles, materiales aislantes como la vermiculita, con circuitos de aire precalentado (doble combustión), y refrigerando el hogar recuperando el calor (estufas de convección o circuitos de convección en el caso de recuperadores de calor).

No sólo estamos hablando de chimeneas más económicas, sino también más ecológicas puesto que los nuevos estándares obligan a menores emisiones contaminantes favoreciendo el ciclo vital.

Izquierda: chimenea abierta / Derecha: chimenea moderna Jotul I 570

Izquierda: chimenea abierta / Derecha: chimenea moderna

Read Full Post »

Usar un hogar o estufa de leña es económico y ecológico

El objetivo de los fabricantes líderes de estufas y chimeneas de leña es desarrollar estufas de leña que sean más limpias y económicas que cualquier otro producto en relación con el medio ambiente.

La calefacción con leña es una forma de energía económica y sostenible, y si la estufa está diseñada correctamente usted ahorrará en sus facturas de gas o electricidad. En las instalaciones de ensayo de los fabricantes líder, están constantemente trabajando para incrementar la eficiencia de las estufas de leña y satisfacer los más exigentes requerimientos de la industria.

Como muestra un botón, en 2006, en Noruega se quemaron de media para calefacción 300 kg de leña en cada hogar. Casi el 40% de esa leña se quemó en estufas de combustión limpia de nueva generación según una proporción creciente. Sólo en 2006, las estufas nuevas dieron a Noruega 0,9 TWh de energía extra de la leña y redujeron la emisión de partículas en 14.000 toneladas.

Hasta tal punto es así, que varios países distinguen a estufas y chimeneas de leña con etiquetados de “producto ecológico”, siendo posiblemente los más estrictos los países escandinavos:

Read Full Post »